HOMEOPATÍA

El agua tiene la asombrosa propiedad de absorver toda la información de cualquier agente externo al que se vea expuesto, ya sea de origen físico o químico; pero también, y lo que es más sorprendente, cualquier acción mental o emocional quedará impregnada en el agua. La estructura molecular del agua queda modificada y, a partir de entonces, transmite los efectos de la sustancia, pensamiento o emoción impregnada, incluso aunque la presencia de ese agente externo haya desaparecido.

Masaru Emoto

Esta extraordinaria propiedad fue descubierta por un científico japonés, Masaru Emoto, y posteriormente divulgada durante años a través de conferencias y seminarios impartidos a la comunidad científica. A continuación puedes comprobar cuáles son algunos de esos extraordinarios cambios que se producen dentro de la molécula del agua.

Cristales_de_Agua.ppsx
Presentación Microsoft Power Point [2.9 MB]

La Homeopatía se vale de esta propiedad para conseguir que las sustancias impregnadas en el agua en dosis infinitesimales (estamos hablando de diluciones del orden de 10 elevado a -15 e incluso inferiores, es decir: 0,000000000000001 gramos o menos), consigan atravesar la barrera hemato-encefálica y estimular, así, la reacción del organismo, que será quien consiga por sí mismo, la homeostasis.

 

Es, por tanto, la información que ha dejado la sustancia y no la carga física de la misma, la que interviene en la mayoría de los casos.

Volver a TÉCNICAS.